cuatro desaparecidos y un cuerpo sin comienzo

La pequeña pueblo de El Maitén en Chubut vive bajo la profunda sombra del miedo luego de que un perro apareciera con la comienzo de una persona en el hocico cerca de una cancha de fútbol almacén.

El hecho ocurrió el 16 de agosto, aunque precisamente a esa hora policías chubutenses, bomberos, un colección de vecinos y personal de otras zonas provinciales buscaban al chavea José Cretton (18), desaparecido el 11 del mismo mes. En total fueron más de 70 personas las que se dedicaron a averiguar al pequeño.

Como parte de este activo encontraron el cuerpo decapitado del desconocido. El investigación forense reveló que se trataba de un hombre maduro con el que se descartó que fuera Cretton.

¿De quién era entonces el difunto cercenado? Horas posteriormente fue identificado como Aurelio Calfiqueo (72), quien se encontraba desaparecido desde finales de junio de este año.

“En el procedimiento realizado a unos tres kilómetros del casco urbano se pudo encontrar el cuerpo de una persona del sexo masculino, quien presentaba rasgos y evidencia de estar en el lugar desde hace días”, informó el comisario Fabio Montecino a medios locales.

Todavía están buscando a Cretton.

El Maitén comenzó a revivir viejos fantasmas que hablan de desapariciones sin resolver que podrían indicar extrañas coincidencias o incluso un adverso en serie. En el pueblo se han disparado las teorías.

Calfiqueo y Cretton no son los únicos perdidos en esta pueblo donde viven casi nada 5.000 habitantes.

José Real (74) fue gastado por última vez el 4 de mayo de 2013 y “Salvador “Trino” Paredes (74) el 17 de febrero de 2020. Cuatro perdidos en menos de una decenio.

See also  Mau Nieto emprendió acciones legales contra la señorita que lo denunció por supuesto tropelía

Más de 200 vecinos se movilizaron el pasado viernes en El Maitén quejándose de estos casos y preocupados por la seguridad de la pueblo.

Cuando la fiscalía de Lago Pueblo confirmó que el cuerpo pertenecía a Calfiqueo, la comunidad Cretton respiró aliviada por un momento.

Encontraron un cuerpo mientras buscaban al joven, pero pertenecía a otro desaparecido, Aurelio Calfiqueo.

Encontraron un cuerpo mientras buscaban al chavea, pero pertenecía a otro desaparecido, Aurelio Calfiqueo.

El chavea de Esquel había llegado hacía dos meses para conducirse con una mujer 20 abriles maduro. Se dijo que su exmarido amenazó a Cretton. La policía de Chubut allanó la casa del sospechoso (identificado por sus iniciales CN) a quien los vecinos señalan, pero aún no informan oficialmente los resultados de la diligencia.

Antes de desaparecer, Cretton le envió un mensaje a su pareja por Whatsapp. “Amor, me voy, he estado pensando que esto nunca funcionará. Estoy un poco cansado de estar solo, y para ser honesto, conocí a alguien más. No te preocupes por llamarme, quiero empezar”. poco nuevo y -ella- tiene casi la misma vida que yo. Te llamo luego. Beso bienquerencia, adiós…”habría escrito el chavea.

En la comunidad y en la policía intuyen que el mensaje no fue escrito por el chavea. Después de todo, Cretton acababa de salir de Esquel para comenzar una nueva vida con su pareja.

Las desapariciones mantienen en vilo a la pueblo, ubicada en el sección de Cushamen, y que conoció épocas doradas cuando era temporada del Viejo Expreso de la Patagonia que unía Ingeniero Jacobacci con Esquel transportando mercancías y pasajeros.

Para su corregidor, Oscar “Chorcho” Currilén, una explicación podría ser la dureza del clima del división.

“Muchas veces la gente sale a caminar y se pierde. El clima también afecta y en las últimas semanas hemos tenido nevadas muy fuertes, pero hay más de 70 personas buscando a este joven”, explicó Currilen a El Cordillerano. La autoridad no especula que haya un adverso suelto entre los vecinos. “Creo que tiene que ver con la zona y el clima duro que tenemos”, explica.

Sin secuestro, las desapariciones de El Maitén son un caso policial en trámite en distintos grados de investigación. Coincidencia o no, al menos tres de ellos fueron vistos por última vez en la misma colonia Agua Potable.

“Desde el primer día, lloviera o nevara, la familia lo fue a buscar y recorrieron todo el pueblo. El lugar donde encontraron los restos, lo visitamos 20 mil veces. Lo que hicieron fue sembrar evidencias, ya que un día se encontró un cráneo y al otro el cuerpo. Nadie va a perder la cabeza porque haya helada”, acusó Cintia Calfiqueo, nieta de Aurelio.

La comunidad de Cretton sospecha tanto del exmarido de la última pareja del chavea como de ella. Están convencidos de que la mujer esconde información. “Esta señora dice una mentira tras otra y siempre cambia de versión de sí misma, así que creo que sabe mucho pero no quiere decir la verdad”, dijo. InfochucaoSergio Cretton, el padre.

“Desconfío de la policía, entonces solicitan que si alguien tiene alguna información para aportar sobre lo que le pasó a José, se acerque directamente a mí. Nos preparamos para la peor noticia porque si mi hijo se hubiera ido por sus propios medios, ya se habría comunicado”, aseguró.

El comisario reconoce que tienen indicios de que hay un hecho delictivo detrás. “Teníamos varios elementos en análisis que podrían acreditar que en este inmueble o en las piscinas pudo haber ocurrido algún hecho delictivo”, dijo.

La causa tuvo telediario en las últimas horas, con la detención de dos sospechosos, entre ellos la ex pareja de la mujer con quien el chavea se había ido a conducirse. Se manejo de Daniel Andrés Napal, imputado por homicidio agravado. Y conexo a él, Carlos Peinipil, como participante o coautor.

“Trino” y Real ya no son buscados. “Trino” fue gastado por última vez por su hijo en la colonia Agua Potable. El hombre salió de su casa contigua al Centro de Retiro El Maitén y no se supo más de él.

Unas 40 personas, entre policías y voluntarios, intentaron encontrarlo. El hombre había llegado hace unos 30 abriles procedente de Trevelín y se dedicaba a las actividades agrícolas.

Los perros policía siguieron su olor hasta la Ruta 40, donde se perdieron sus señales. Una hipótesis indica que pudo subirse a un transporte, aunque nunca hubo comunicación posterior por su parte.

Real es recordado caminando en el ciudadela Agua Potable donde vivía solo. En mayo de 2013, la policía, bomberos, defensa civil y voluntarios lo buscaron. Ningún.

“Algún camionero podría haberlo recogido. Es un hombre que tiene pérdida temporal de espacio y es muy confiado. No sabe leer ni escribir y en el pueblo todos lo conocen, ya que vive aquí desde hace más de 20 años”, informó su sobrina, Eugenia Domínguez.

Bariloche. Corresponsal.

GL