El furor por Leo Messi en Miami rompió el protocolo de la Selección y la familia pudo entrar a la praxis

No fue planeado. La praxis en la tarde extremadamente húmeda de Miami iba a estar cerrada al manifiesto, tal como lo han estado hasta ahora en esta excursión por Miami. Se estipuló que la prensa iba a poder tomar fotografías por al punto que 15 minutos en el estadio del Inter. Sin requisa, los planes y todo el protocolo de seguridad de la selección tuvieron que ser modificados por la gran demanda de personas que se concentraron fuera del campo. Y la apego argentina pudo existir el posterior entrenamiento de Leo Messi y compañía antaño del partido de este viernes contra Honduras.

El furor por el 10 rosarino lo hizo posible. Desde que llegó la Selección aquí, en la ciudad norteamericana del sol, la apego se ha congregado cada vez en viejo número en los ensayos, siempre a puerta cerrada, del equipo comandado por Lionel Scalloni. Y el jueves por la tarde, la expectativa superó todas las expectativas.

La última sesión de preparación para el primer duelo amistoso de esta excursión previa al Mundial de Qatar 2022 tuvo zona en el encantador estadio del Inter de Miamiclub en el que juega Gonzalo Higuaínquien estos días se cruzaron y saludaron a sus excompañeros.

Los aficionados en el estadio del Inter.  (Juano Tesone, enviado especial)

Los aficionados en el estadio del Inter. (Juano Tesone, enviado exclusivo)

Los ventiladores, en su mayoría argentinos residentes en los Estados Unidos, pero todavía algunos de paso y otros de nacionalidades centroamericanas, iban llegando poco a poco a la puerta. Cada vez los bares estaban más llenos de familia. Grupos de amigos, familias, parejas. Niños y adultos esperando ver a Messi y al resto de figuras de La Scaloneta.

YLa delegación es difícil. Es que la seguridad restringido es muy estricta y mantiene acorazado al plantel albiceleste con un activo sin fallas ni filtraciones. Estos días la familia no podía dar en la nariz a los futbolistas que van del Hotel Le Meridien de Fort Lauderdale al estadio del Inter y al revés y ausencia más.

Pero la seguridad del plantel, adjunto con la delegación, decidió hacer un visaje a la apego y devolverles un poco de todo el cariño brindado. Luego se cambiaron los planes: las puertas se abrieron de repente. Y la familia podía entrar por tandas, siempre con un ajustado control de entrada y custodiado por personal de seguridad restringido.

Así, todos los presentes, con el móvil en la mano, pudieron sentarse en la platea oeste del campo y mira al mejor componente del mundo entrenar adjunto a sus compañeros. Y ellos, los futbolistas, estaban cargados de esa energía positiva que irradia el cariño de la apego, tan necesaria en la antesala de una cita mundialista.

Mientras la familia se deleitaba con los movimientos del divo rosarino, el técnico probó una columna con cinco defensas: Dibú Martínez; Gonzalo Montiel, Germán Pezzella, Lisandro Martínez, Facundo Medina, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Gio Lo Celso; Leo Messi y Joaquín Correa.

La sorpresa del nómina doméstico cumplió el sueño de decenas de niños que vieron de cerca a las estrellas del béisbol argentino. Eso sí, hubo padres más emocionados que los propios niños que no pararon de filmarlo absolutamente todo.

Los jugadores de la Selección Argentina en plena práctica en el estadio de Inter Miami.  (Juano Tesone, enviado especial)

Los jugadores de la Selección Argentina en plena praxis en el estadio de Inter Miami. (Juano Tesone, enviado exclusivo)

Cantos, aplausos, vítores. En Miami, entre algunos nubarrones cargados de tromba y momentos de resplandeciente sol, la tarde fue perfecta para la Selección Argentina.

Miami, Estados Unidos. La entrega exclusivo.