España aprobó una dura ley contra las agresiones sexuales

En España se acento de “la ley del solo sí es sí”: se refiere a la norma que aprobó el Congreso para que el consentimiento sea determinante a la hora de decretar los delitos sexuales.

se alcahuetería de la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual que esta semana se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado Español, y que dice: “El consentimiento sólo se entenderá expresado cuando haya sido autónomamente expresado, mediante actos que, atendiendo a las circunstancias del caso, expresen claramente la voluntad del persona”.

Esto quiere opinar que quienes hayan sufrido algún tipo de asalto sexual ya no tendrán que probar que fueron víctimas de la violencia o que resistieron.

La nueva ley establece que se considerará asalto sexual todo acto sexual en el que no haya inconcluso el consentimiento. síe elimina el concepto de desmán del Código Penal.

reacciones

“Por fin, nuestro país reconoce por ley que el consentimiento es el que tiene que estar en el centro de todas nuestras relaciones sexuales”, celebró la ministra de Igualdad, Irene Montero, principal portavoz de la ley que nació como una reivindicación frente a los casos. aprobación parlamentaria. polémica como la de La Manada, la violación en colección que sufrió una verde de 21 abriles durante los Sanfermines de 2016.

En 2018, una primera sentencia condenó a los cinco amigos que habían violado a la pupila a 9 abriles de prisión por desmán sexual. Los integrantes de La Manada, sin retención, continuaron en atrevimiento bajo fianza.

Un año antiguamente, la manifiesto de la víctima había sido cuestionada porque un referencia privado encargado por la defensa del imputado dudaba de que la verde hubiera podido retornar a “una vida normal” tras la asalto que ella misma había denunciado.

Una protesta contra "El paquete"un grupo que violó a una joven en Cataluña, en 2016. Foto: La Vanguardia.


Una protesta contra “La Manada”, colección que violó a una verde en Cataluña, en 2016. Foto: La Vanguardia.
See also  Gracias al dólar de la soja, el Banco Central compró en la semana unos US$1.100 millones para sus débiles reservas

El Gobierno de Navarra, cuyo tribunal había condenado a La Manada, recurrió entonces la sentencia en presencia de el Tribunal Supremo.

Manifestaciones a valimiento de la víctima y el video “Hermana, yo sí te creo” en el que decenas de voces respaldaron lo ostensible por la verde y que se hizo vírico desencadenó una audiencia pública en 2019 donde la Corte Suprema Condenó a los cinco integrantes de La Manada a 15 abriles de prisión por violación Fueron arrestados de inmediato. La Corte incluso encontró agravantes por trato vejatorio y por activo actuado en colección.

reivindicación histórica

“La ley incorpora varios reclamos y demandas que se habían plantado desde el movimiento feminista hace varios años ante la percepción del aumento de la violencia machista y los feminicidios”, cuenta. Clarín La historiadora argentina Josefina Martínez, ingrediente y vocera en España del colección feminista internacional Pan y Rosas.

“En ese sentido, se tiene en cuenta el cuestionamiento que el movimiento feminista ha hecho en varias ocasiones a los jueces en casos en los que no se ha probado la violencia y, por tanto, no consideraban que había habido vulneración”, aclara Martínez. Este es el caso que se vio en la violación grupal conocida como La Manada. La primera sentencia sumarial dijo que fue un desmán porque no hubo actos de violencia física, pero no tuvo en cuenta que esta mujer estaba en estado de shock y presionada por cinco hombres.

A partir de ahora, insistió la ministra Montero, “ninguna mujer va a tener que demostrar que hubo violencia o intimidación en una agresión para que sea considerada como tal, como agresión sexual”.

See also  Daniella Chávez estrena disfraz de Woody en versión coqueta

“Reconocemos toda violencia sexual como violencia contra las mujeres, como violencia machista y, por ello, el Estado brinda un itinerario de atención y reparación integral para todas las mujeres víctimas de violencia sexual. Es el chillido feminista de ‘Solo sí es sí’. ‘, del ‘Hermana, yo sí te creo’ que se convierte en ley en nuestro país”, agregó.

En el acuerdo de coalición de gobierno de 2019, el PSOE y Unidas Podemos se comprometen: “Reformaremos la legislación penal para garantizar que el consentimiento de la víctima es clave en los delitos sexuales, de forma que, si una mujer no dice que sí, todo lo demás no es. Es decir, ella sólo sí es sí”, postularon.

violencia digital

Entre las reformas al Código Penal contenidas en la nueva ley, incluso se encuentra Se contempla el castigo por “violencia digital”: penas de tres meses a un año de prisión para quienes difundan fotos o vídeos íntimos de otra persona o utilicen esas imágenes para destapar perfiles falsos en cualquier plataforma.

También se considerará violencia sexual el acoso callejero y se castigará “aquellos que se dirijan a otra persona con expresiones, conductas o proposiciones de carácter sexual que creen una situación objetivamente humillante, hostil o intimidatoria para la víctima, sin que constituyan otros delitos de mayor naturaleza”. . agravación”, establece el texto de la ley.

También habrá atención especializada para víctimas de violencia sexual en centros de crisis que funcionarán las 24 horas del día, a partir del próximo año, en todas las provincias españolas.

Para la historiadora Martínez, sin retención, “la ley tiene una paradoja, una contradicción”: “Intenta solucionar un problema profundo, como es la violencia de género, con una solución que, como dicen algunas feministas, es ‘punitivista’, es decir , aumentando o modificando las penas del Código Penal, como si eso pudiera solucionar un problema mucho más profundo”.

See also  En Puebla, asesinan a tiros a Esmeralda Gallardo, madre buscadora

Según Martínez, “se ha demostrado que, aunque existen penas más duras, esto no resuelve la violencia de género y puede exponer a las mujeres a múltiples situaciones de vulnerabilidad que no están contempladas en esta ley”.

La experta detalla que “este es el caso de las mujeres migrantes, sin papeles, que están expuestas a situaciones de violencia de género y que no van a encontrar ninguna salida por los tribunales porque están expuestas a ser expulsadas del país”.

Sobre si esta ley se sostén en el consentimiento y a partir de la cual no será necesario demostrar violencia en caso de denuncia, el historiador descarta que pueda desencadenar un aumento de las denuncias falsas.

“La ola de denuncias falsas es un argumento esbozado por sectores que se opusieron a la ley del Partido Popular (PP) o Vox. Pero la realidad es que se ha demostrado que el porcentaje de denuncias falsas es ínfimo. Las mujeres no están expuestas a tener que pasar por una comisaría, por un interrogatorio policial y judicial si no han sufrido una agresión sexual”, asegura.

“Yo sí creo que es un problema que las mujeres tengan que demostrar ante los jueces si han sido violadas o no”, concluye la experta.

Madrid, corresponsal

CB

mira incluso