La historia de su flequillo, ¿copió a los Beatles o los Beatles lo copiaron a él?

En 2016, el humorista aclaró el intriga en una nota con Clarín. Y habló de varias otras cosas.

A los 97 primaveras, este jueves 22 de septiembre falleció el querido Carlitos Balá, uno de los comediantes más importantes que dio la Argentina, representante del humor blanco y un personaje que sumó generaciones de fans a lo espléndido de su carrera. trayectoria impecable.

Entre las muchas cosas que destacó el gran Carlitos Balá -además de sus frases célebres, como ¿Cuál es el sabor de la sal? o Sumbudrule– Estaba el flequillo. No hay forma de pensar en Balá sin su flequillo.

En 2016, en la sección El agudo del suplemento de espectáculos de Clarín, preguntó por su flequillo. Quería asimilar cómo y cuándo había decidido dejarlo y si él había copiado a los Beatles o si los Beatles lo habían copiado a él.

Con humor y sensatez, Balá no tuvo problema en replicar.

No hay Carlitos Balá sin flequillo.


No hay Carlitos Balá sin flequillo.

¿Quién lo usó primero?

-Te estaba mirando, Carlos: ¿es difícil abastecer ese flequillo?

-Le digo a mi peluquero que tiene que cortar en diagonal por los lados. Pero me corté el flequillo solay cuando te vayas me lo pongo así (lo tira a un flanco).

-El que está envejeciendo parecido a ti es Paul McCartney, ¿te diste cuenta?

-Tengo el estilo, es cierto, pero tengo el flequillo ayer de The Beatles. Desde el ’55 uso el flequillo. Cuando voy a la peluquería digo: “Córtame onda Balá”.

-¿Y si te robaron la observación?

-¡No! Ni siquiera deben asimilar quién soy.

Todo flequillo.  Los cuatro Beatles, con el príncipe Felipe, en el Palacio de Buckingham.  Foto AP


Todo flequillo. Los cuatro Beatles, con el príncipe Felipe, en el Palacio de Buckingham. Foto AP
See also  Mató a balazos a su vecino porque no lo dejaba dormir, según autoridades

Con esa humildad y sinceridad se expresó Carlitos Balá, quien en ese mismo reportaje además tocó otros temas.

El humor de Diego Capusotto y el impulsivo

Balá analizó así el estilo de humor del protagonista de Peter Capusotto y sus vídeos: “No hay croquis, el croquis ya no interesa y ni siquiera se esfuerzan por imponerlo. Capusotto es un estilo. En humor, el tiene su estilo y yo tengo el mio. Cuando me llaman, no te hago el papel de Francisco. yo soy Bala. Para hacer que Francisco llame a otra persona”.

– ¿Hablamos de Capusotto?

-Es como Piazzolla para el tango. Lo veo, lo veo todo, ya veces adivino el final. No hablo de Capusotto, que todavía me sorprende, hablo de la televisión en universal.

-¿Por qué cree que a la televisión ya no le interesan los niños?

-Tal vez no genera ganancias.

-¿Los problemas para el índole empezaron con Caramelito, Panam…?

-El suyo es el trabajo de una maestra de edén de infantes. soy un actor No hay croquis, “y ahora vamos a cantar”, dicen, “¡a cantar todos!”… Falta un Petronilo, un Angueto y todas esas cosas que me inventé y sigo inventando.

Me marqué con lo de Panamá. ¿No están más cerca de Playboy las vedettes que el payaso Plin Plín?

-Claro, pero estamos en el año 2010, y hay sorpresas, rarezas, hay un poco de todo. Creo que deberían apoyar más a Piñón Fijo, a mí y al “vamos a dar un paseo”… ¿Cómo se pira?

Carlitos Balá y su estatua con flequillo en The Pizza Empire.  Foto: Facebook.


Carlitos Balá y su estatua con flequillo en The Pizza Empire. Foto: Facebook.
See also  hizo una insensatez con una azafata en un revoloteo de American Airlines

-Pipo Pescador.

-¡Pipo Pescador! Me las arreglo con las giras y hago discos.

fiestas extrañas

Carlitos nos hace suceder a su oficina, una habitación con líneas duras y libreros. Si no fuera por el Chupetómetro, un ocasión ideal para tramitar escrituras, poderes, certificaciones. Carlitos agarra su laptop. www.youtube.com. E inmediatamente escribe “Bizarren Miusik Parti”.

“Esto de Internet me lo enseñaron mis nietos. ¡Mira querida, una locura! -avanza el video-. Yo actúo a las dos de la mañana, eso es lo malo, pero la satisfacción que siento es enorme… Lamentablemente hay varias generaciones que no conocieron a mis personajes, por eso voy a los boliches”.

“Mi público está ahí, los muchachos que fueron muchachos hace muchos años. Gracias a ellos me doy cuenta de que estoy cosechando lo que sembré… ¡Mira la gente, hombre!”.

-¿Te duele que los niños no sepan quién es?

-Me da pena no poder hacer reír a los chicos.

wd

mira además