La Nación / Luis Bareiro fue criticado en las redes por despotricar contra un mensaje de La Nación que no había docto

Un “joder” al espacio en un mensaje que él mismo reconoce no acaecer docto puso a Luis Bareiro en el centro de las críticas y burlas en las redes.

La anciano inyección de hacienda del narcotráfico al sistema financiero por maniobras financieras de Luis Carlos Da Rocha, sobrenombre Cabeza brança, a través del Banco Atlas (del comunidad Zuccolillo) fue uno de los destaques de la viaje.

La fiscal Lorena Ledesma, quien investiga el caso, señala en un escrito que el Grupo Atlas participó en “dar crédito a personas que no cumplían con el perfil financiero, y de esa manera integrar las sumas de dinero involucradas aportadas por la droga”. comercio”. La información fue publicada en la portada del diario La Nación en su estampación presente.

En periodismo, la regla obvia es que la comunicación es una historia de un evento presente que despierte el interés del divulgado. Sin confiscación, para el periodista Luis Bareiro del Grupo Vierci, parece que la comunicación en cuestión no solo no merece ser leída, sino todavía rechazada sin conocer el contenido.

Lea todavía: Alliana niega intenciones de recuperar la presidencia, citando al partido gobernador

“No me importa lo que publique La Nación, no sigo a los sicarios del cartismo”, respondió Bareiro, claramente indignado cuando un espectador de su software le preguntó si tenía algún comentario que hacer sobre la información que le había cubo al medio. fiscal y publicado en La Nación.

De las declaraciones del comunicador se puede deducir que aplica la posición de no descifrar lo que publica la competencia. Y como resultado, muchas veces llega tarde (un “pecado” muy delicado entre los periodistas) a eventos de interés para el divulgado.

See also  "Entonces la matan"

En distintos momentos, La Nación publicó noticiario interesantes como: el monumental contrabando de azúcar, pinrel y otros productos de supermercado que comete el comunidad Vierci.

Te puede interesar: El dólar tiende al acrecentamiento delante expectativas del mercado delante osadía de la Fed

Otro: Corrupción con publicaciones chinas al eclosión de la pandemia de COVID-19; la corrupción en la trámite de Patricia Samudio en Petropar (que la obligó a renunciar); el amigo de la droga del ex ministro Arnaldo Giuzzio (quien lo obligó a renunciar); corrupción con las comisarías móviles del exministro Juan Ernesto Villamayor (retiradas del Ministerio del Interior y trasladadas al Gabinete Presidencial); el intento del comunidad liderado por Villamayor de compeler a Petropar a remunerar $7 millones a una empresa de cartera argentina, entonces en una operación casi empantanada con la deuda con Venezuela (que finalmente la separó del poder ejecutor).

También se publicaron otras primicias: las mil y una ofertas manipuladas en el IPS; las graciosas concesiones a la firma de ingeniería manejadas por amigos del presente presidente Mario Abdo. Y tal un sin fin de canciones lanzadas que fueron versiones de La Nación. Se recrea y luego sigue la competición, como corresponde al oficio de periodista, afectado por el imperativo de estar siempre al día, guste o no, periodistas que sólo ven y opinan sobre lo que les gusta o les cuadra.

pies: Hoy.com.

Source: tusresiduos.com

x