Leonardo Padura recomienda libros clásicos y recientes imprescindibles

la Habana en 2016 no era una fiesta, pero al menos parecía la promesa de una. “Esa primavera fue un paréntesis en medio de un largo período de muchas tensiones, de muchas carencias e incertidumbres”, explica. Leonard Padura. su ultima novelística multitud modestotoma su personaje más distinguido, mario conde, para investigar un homicidio en un medio ambiente de exaltación. “La visita de obama Ese año culminó un período en el que mejoraron las relaciones con Estados Unidos, hubo intercambios deportivos y académicos, comenzó a moverse el dinero, la Chanel de los Rolling Stones organiza un desfile, aparecen los kardashian… Entonces empezaron a pensar que las cosas podían mejorar. Pero todo eso se desvaneció muy rápido”.

En ese medio ambiente, mario conde, ya retirado de la policía, enfrenta un caso que lo lleva al pasado y algunas cuestiones morales que aluden a la moralidad del título. “Cada vez que voy a empezar a escribir una novela tengo que encontrar un pretexto para que Conde pueda hacer una investigación que en la realidad no sería posible”, explica Padura. “El pretexto aquí es que su antiguo subordinado, quien actualmente es el presidente de la policíate pide que hagas un investigacion criminal de un personaje que, de alguna guisa, sabe que le interesará: el que ha aparecido muerto es un personaje conocido en el proceso de represión de artistas que se dio en Cuba En los abriles 70″.

R) Sí, gente decente juega entre el pasado y el presente, entre el momento de la posible apertura y los años de la más feroz represión. “Ya había escrito sobre este proceso desde el punto de vista de las víctimas y ahora quería verlo desde el punto de vista de los victimarios, porque el carácter del victimario siempre me atrae en el peor sentido de la palabra. . Siempre se escudan con el pretexto de la obediencia debida, dicen ‘esto lo hice porque me lo ordenaron’, y yo siempre creo que un represora abusador, aunque responde a ciertas orientaciones, es una persona que tiene que tener una voluntad, una personalidad que le permita cometer estos excesos. Hay un momento en que otro personaje dice: ‘Mira, ya no estaba en el poder, ya no podía contenerse, pero siempre decía, en mi época no hubieran pasado estas cosas. Atrapé y disparé a algunos de estos y el problema se acabó’. Es decir, que nunca había cambiado esencialmente su forma de pensar”.

See also  Tiroteo en zona comercial de Zapopan deja un muerto y 6 heridos

“Mira, el otro día me decía un escritor cubano amigo mío: ‘Cuando Conde se pone a investigar, el investigador principal le dice esto no se puede hablar con nadie y, enseguida, se pone a hablar con todos, y es que Conde es de alguna manera sentir que revelar que han matado a este tipo es soltar una carga histórica”, prosigue Padura.

Padura y Mario Conde: “Hace unos años estaba en un festival en Córdoba hablando con los organizadores y comencé a contarles una historia que me había pasado. Cuando terminé de contarlo, me di cuenta de que era una historia de Mario Conde”, recuerda Padura. Esa es la simbiosis de autor y personaje. “Conde me ha servido a lo largo de todos estos años para hacer una especie de crónica de la vida cubana contemporánea. A través de este personaje, un personaje que pertenece a mi generación, que tiene experiencias de vida similares a las mías, vive en un barrio como el mío, tiene gustos literarios similares a los míos, me fue muy fácil transmitir toda una serie de inquietudes sociales, existenciales. , personal. Por ejemplo, hay ciertas reflexiones sobre el paso del tiempo, el envejecimiento, que me hago y que voy evacuando a través del personaje de Mario Conde, que envejece conmigo. En las primeras novelas tenía 35 años, en esta ya tiene 62. Es decir, ha pasado la mitad de su vida en este proceso de escribir estas novelas, y eso significa que tiene que tener un poco de cuidado al hora de transmitir determinados mensajes a través de Conde”.

Libros recomendados por Leonardo Padura

la aleta Philippe Lancon (editor de anagramas). Conozco personalmente a Philippe, lo he entrevistado varias veces e incluso tenemos cierta amistad. Después del ataque a charlie hebdo, que lleva casi un año en el hospital en todo ese proceso de reconstrucción, la primera entrevista que hace cuando puede volver a hablar me la da en París. Eso me impresionó mucho. Leer este libro me causó una impresión muy fuerte.

El colombiano Juan Gabriel Vázquez, autor de Mirando atrás.

El colombiano Juan Gabriel Vázquez, autor de Mirando a espaldas.

mirar a espaldas Juan Gabriel Vásquez (Editorial Alfaguara). Es la historia de Sergio Cabrera, el cineasta colombiano. Narra toda la experiencia de su formación ideológica en Porcelana cuando su padre lo lleva a China y luego termina vinculado a la guerrilla. Es una historia desgarradora de cómo una persona puede ser llevada a hacer poco que nunca pensó que podría ser.

Michel Houllebecq en Buenos Aires, en 2007. Foto: Pepe Mateos

Michel Houllebecq en Buenos Aires, en 2007. Foto: Pepe Mateos

Aniquilación Michel Houellebecq (Editorial: Editorial Anagrama). Encontré un Houllebecq más capaz de conmover al disertador desde el punto de aspecto sentimental. Ya no es tan escandaloso como antiguamente y más capaz de transmitir un estado de actitud, de pensamiento.

Raymond Chandler, también autor de otro clásico: Goodbye doll.

Raymond Chandler, asimismo autor de otro clásico: Goodbye doll.

el espléndido adiós raymond chandler. La gran novelística de Chandler y su personaje de Philip Marlowe. En una trama policial, se desarrolla la historia de una amistad traicionada.

Mario Vargas Llosa en la Feria del Libro de Buenos Aires 2022. Foto: Juan Manuel Foglia

Mario Vargas Llosa en la Feria del Libro de Buenos Aires 2022. Foto: Juan Manuel Foglia

conversación en la catedral mario vargas llosa (Editorial Alfaguara). Un tomo que siempre leo, total o parcialmente, cuando voy a despuntar a escribir. Creo que es la construcción literaria más impresionante que se ha hecho en jerga española. Puedes estar más o menos de acuerdo, privar más o menos, pero la enorme construcción que hace Vargas Llosa es poco impresionante.

mira asimismo

Fito Páez recomienda libros imprescindibles de la literatura argentina

mira asimismo

La revista Ñ se une al portal Librotea, con sede en Madrid, en una alianza para crear contenidos en español