Lesmes ultima su dimisión al frente del CGPJ y ya tiene el noticia sobre su sustitución

Actualizado

Su cargo lo ocupará automáticamente Francisco Marín Castán, por ser el Presidente de Sala de decano existencia del Tribunal Supremo.

Carlos Lesmes, junto al Rey en la inauguración de la
Carlos Lesmes, yuxtapuesto al Rey en la transigencia del año sumarial.EFE/PISCINA

El Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), carlos lesmesultima su dimisión, como dejó imaginar tras su posterior duro discurso en la transigencia del año sumarial.

Uno de los pasos dados en esta dirección, que pretende imponer a las partes a renovar el Consejo, ha sido encargar un noticia técnico sobre cómo sustituirlo.

La Oficina Técnica ya ha minucioso el estudio, que Lesmes aportará en breve tanto a la Sala del Supremo Gobierno (el próximo lunes) como a los miembros del Consejo (en el pleno del próximo jueves). El noticia indica que la sustitución se producirá “automáticamente” con su renuncia, sin falta de que los vocales -que en principio eligen al presidente- tomen osadía alguna.

Esto posterior es relevante, porque implica que el hecho de que los miembros tengan bloqueada por ley su función de designar no tiene ninguna repercusión. La sustitución se produce “de forma automática, sin necesidad de ningún acto o acuerdo”, por lo que todo “está fuera de la limitación de competencias del Consejo en funciones”.

El sustituto de Lesmes será quien ejerza de vicepresidente del Tribunal Supremo, cargo que no ha sido renovado desde la compensación de Donosura Juanes. El cargo lo ocupa en funciones el presidente de la Sala más antigua del TS, en este caso la de la Sala Civil, Francisco Marn Castan.

See also  El Salvador eleva proyección de crecimiento económico en 2 décimas a 2,8%

El magistrado, miembro de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, de carácter moderado, accedió al Tribunal Supremo en 2000 y preside la Sala de lo Civil desde 2014, cuando su preparatorio presidente la abandonó camino del Constitucional.

El noticia del Gabinete Técnico supone descartar otra posibilidad asimismo contemplada, la de que el Consejo sea presidido por el miembro de decano existencia. Sería el progresista Rafael Mozo, que llegó al Consejo con el apoyo del PSOE:

La dimisión es la última tanto que baraja Lesmes para imponer a las formaciones políticas a renovar de una vez por todas el CGPJ, que está cerca de cumplir cuatro abriles en el cargo. La osadía del Gobierno de rechazar por ley que un Consejo prorrogado haga nombramientos ha llevado al Tribunal Supremo a una situación rayana en lo insostenible.

A ello se ha sumado recientemente el retraso en la comicios de los dos miembros del Tribunal Constitucional que corresponde designar al CGPJ, poco que ha sumado al TC a la relación de órganos constitucionales no renovados en plazo. El malestar del pedrusco conservador del Consejo con la osadía de permitirle renovar sólo lo que convenga al Gobierno -la renovación del TC supondría una mayoría progresista- ha llevado a ocho diputados a tomarse con calma la renovación, que según el La última reforma constitucional debió tener tenido emplazamiento a más tardar el 13 de septiembre.

Según los criterios de

El tesina de confianza

Saber más