MLB en la séptima: de “Air” Jordan a “Nasty” Cortés

Nadie predijo que después del primer mes de la temporada de Grandes Ligas, el lanzador cubano Néstor Cortés Jr. tendría más ponches que el as de la rotación de los Yankees de Nueva York, Gerrit Cole, o que sería el mejor lanzador de los Yankees Bombers Bronx. Pero nada es imposible en el béisbol, y lo que hoy parece un sueño puede convertirse en realidad mañana.

El ejemplo de Cortés es uno de los más elocuentes. Si miramos sus números desde su debut en la MLB 2018-2020, el zurdo de las Indias Occidentales tuvo una efectividad de 6.72 en 42 juegos y 79 entradas de trabajo, con 24 jonrones permitidos y un promedio de 4.3 bases por bolas por nueve entradas, nada alentador Un prospecto para un chico que, a primera vista, no impresiona ni por su velocidad ni por su físico.

Sin embargo, el trabajo arduo, la preparación y el enfoque le han permitido a Cortés cambiar drásticamente el panorama en las últimas dos temporadas, lo que lo llevó a convertirse en el promedio de carrera ganado líder (1.41) en la Liga Americana esta temporada. . Pero en realidad, su “explosión” ha estado ocurriendo desde 2021, cuando comenzó a ofrecer actuaciones dominantes con los Yankees.

Entre sus últimos dos partidos, su efectividad es de 2.52 en 28 juegos y 125 entradas, con 145 ponches, 16 jonrones permitidos y un promedio decreciente de 2.6 bases por bolas por cada nueve entradas. En ese tiempo solo ha disputado más de dos carreras en cuatro desafíos y ya suma ocho salidas seguidas de estas características.

Los puntos más altos de su trabajo en la competencia actual pueden llegar en una apertura de cinco entradas y 12 ponches (el pináculo de su carrera) contra Baltimore a mediados de abril, así como su silla contra Texas el pasado lunes 9 de mayo. En el Yankee Stadium, frente a más de 33.000 aficionados, el zurdo dibujó una joya de 7,1 entradas en blanco, con 11 bateadores noqueados por strikes y solo uno en su cuenta.

Cortés entró sin raqueta hasta el octavo capítulo cuando Eli White conectó una imparable al medio. El pináculo de este juego, sin embargo, radica precisamente en los números, pues en la historia de la MLB, desde 1901 hasta el presente, solo 123 lanzadores —entre decenas de miles— han logrado lanzar siete o más entradas en blanco, al menos 11 ponches, y solo se permite un golpe.

La lista es tan exclusiva que antes del acto de Cortés solo figuraba un cubano. Estamos hablando del destacado Luis Tiant, la primera selección de cualquier lanzador en la isla para ver acción en la MLB. El 25 de septiembre de 1968, hace 53 años, “El Tiante” consiguió una blanqueada ante los Yankees tras retirar nueve episodios, con 11 strikes y solo uno indiscutible en su haber.

No debería sorprendernos que Cortés esté emulando a una leyenda como Luis Tiant, porque realmente juega al nivel de los mejores. Su dominio con cortador Fue impresionante y devastador para los rivales que anotaron apenas .137 contra este lanzamiento con mal resultado. golpear de 0.294.

El zurdo también ha desequilibrado a sus oponentes con una bola rápida de cuatro costuras que no supera las 90 millas. En seis juegos, usó el arma 186 veces y concedió solo un hit extrabase, con un promedio de oponente de .206 y golpear de 0.235. Esta actuación demuestra que la velocidad no lo es todo en el arte de lanzar…

See also  Últimas noticias e invasión

Jordan Álvarez causa pánico

La noche del jueves pasado, Yordan Álvarez conectó dos jonrones y un doble en el Target Field de Minnesota. Estos tres hits combinados superaron una altura sin precedentes de 1,089 pies y dejaron sin aliento a los fanáticos de los Mellizos. Apenas 24 horas después, el tunero volvió a anotar en Washington, donde la afición contraria también quedó asombrada de su potencia.

Jordan se ha convertido en el principal impulsor de los Astros de Houston a principios de la temporada, en la que también comparte la ventaja de jonrones con Aaron Judge. El jardinero estrella de los Yankees tiene 12 hits más allá del límite y el cubano le pisa los talones con 11, la mayor cantidad que ha anotado en los primeros 28 juegos de una temporada.

Ni siquiera en su espectacular inicio de 2019 Álvarez conectó tantos jonrones, lo que demuestra claramente que está aprovechando mejor el regalo que le ha dado la vida. Si mantiene el ritmo, las predicciones de Baseball Reference sugieren que podría superar la marca de los 50 jonrones e incluso llegar a los 60. Ningún cubano ha llegado jamás a tales números.

Tendremos que esperar para eso, pero Jordan ya está estableciendo algunos récords. Por ejemplo, sus jonrones contra Minnesota el jueves lo vieron conectar diez juegos con dos o más jonrones y se convirtió en el tercer jugador más rápido en la historia (en 260 juegos) en conectar diez juegos con múltiples jonrones, solo superado por Gary Sánchez (216). y Gleyber Torres (240).

Pero hay más, este duelo de dos cuadrangulares y un doble es el 21 de su carrera con múltiples extrabases, número no igualado por ningún otro cubano en los primeros 260 combates de su carrera. Estuvo más cerca de José Abreu, quien tuvo varias jugadas de base extra en su primer 260-20.

Mirando todas las marcas, nos asaltan las dudas sobre cuáles serán los límites de Yordan Álvarez, un fenómeno que, recordemos, solo tiene 24 años.

Sin mirar: Yuli Gurriel gana el Guante de Oro

Yulieski Gurriel tuvo una noche de ensueño en Washington este viernes, donde conectó su primer jonrón de la temporada y logró romper una racha de 17 juegos sin impulsar dos o más carreras. Como si eso no fuera suficiente, el primera base de Houston también brilló a la defensiva, demostrando que su Guante de Oro 2021 no fue casualidad.

En la sexta entrada, luego de que Juan Soto se embasara con un hit por el centro, Josh Bell conectó un roletazo lento para primera que Gurriel preparó en el césped interior. Todo parecía indicar que la jugada solo era forzada en el segundo puesto, pero José Altuve sacó el out en segunda base y devolvió la pelota a primera para que Yuli inventara alguna jugada de fantasía.

See also  País amargo: por qué Fikret y Ümit fingen no conocerse | Zuleyha | telenovelas turcas | nnda nnlt | FAMA

El espirituano, tras recibir un roletazo bastante lejos del primero, encendió las turbinas y rápidamente volvió a la base para capturar ¡sin mirar! el envío de Altuve, completando una espectacular doble matanza que dejó a Washington sin gol.

Fue un juego digno de un Guante de Oro, el honor que Yulieski ganó la temporada pasada contra viento y marea para el mejor primera base defensivo de la Liga Americana. Los narradores del duelo quedaron boquiabiertos, al igual que muchos de los asistentes al Nationals Park, donde el cubano, se podría decir, pasó una de sus mejores noches de la temporada.

Además del fildeo, la reactivación ofensiva fue muy importante, lo que el jugador reveló incluso después del final del juego. Gurriel se mostró complacido con la prensa y reconoció algunas fallas en su mecánica, lo cual es común cuando un jugador choca contra uno. Robo.

“Estaba parado de manera diferente (en la caja de bateo) y no me di cuenta. Eso a veces pasa cuando no te sientes bien bateando y empiezas a hacer las cosas mal, pero Alex Cintrón (coach ofensivo) lo atrapó”, dijo.

“Llevo toda la temporada tratando de hacer ajustes, lamentablemente no me funcionó, pero seguí trabajando, siempre un poco más, para poder mejorar. Hoy fue un ejemplo de eso y espero que continúe”.

Se rompe el encanto de Chapman y Cinel

Los zurdos cubanos Aroldis Chapman y Cionel Pérez tuvieron dos de las mejores rachas activas sin goles en las mayores. El cerrador de los Yankees de Holguín tuvo 15 juegos limpios mientras que el reemplazo de los Orioles de Matanzas ya sumaba 13 juegos en blanco. Pero nada en la vida dura para siempre, y esta semana los dos vieron cómo se rompían sus hilos.

El miércoles, Chapman permitió una carrera contra Toronto a pesar de lograr su octavo salvamento de la temporada y el 314, 24 de todos los tiempos junto a Robn Nen. Apenas 48 horas después, Cinel lograba su tercer triunfo de la competencia, pese a aceptar un resultado en el duelo Baltimore-St.Louis donde se enfrentó a Dylan Carlson.

Estas fueron las primeras carreras permitidas ese año por los dos zurdos de la isla, que han sido dominantes y vitales para sus equipos. Chapman, por ejemplo, ha servido en 13 juegos y los Yankees han ganado 12, mientras que Cinel ha visto acción en 12 juegos y los Orioles han ganado la mitad, un número impresionante considerando el récord de derrotas de la franquicia.

Por cierto, el yumurino nunca había tenido una racha tan larga de juegos sin permitir carreras. De hecho, su mejor registro antes de encadenar esos 13 juegos sin que le rasquen la tarjeta fue cinco juegos sin un gol en su cuenta entre sus dos últimas aperturas en 2019 y los tres primeros en 2020.

En cuanto a Chapman, completó sus últimos 22 salvamentos desde julio de 2021 hasta esta temporada.

Randy Arozarena, ¿en problemas?

Esta semana, el Novato del Año de la Liga Americana 2021 conectó su primer jonrón de la temporada después de 118 apariciones en el plato. Ese fue el tiempo que le tomó a Randy Arozarena, de Pinar del Río, darle un poco de sabor a su campaña, que hasta ahora ha sido lenta y bastante fría.

See also  Kyle Richards aborda el comentario de la coprotagonista de RHOBH sobre su relación con su hermana

En sus primeros 32 juegos, Arozarena ha promediado los peores números de su carrera (.223), en porcentaje de base (.266), golpear (.347) y OPS (.613), resultado de una disminución significativa en la mayoría de los indicadores que miden la calidad de los contactos. Por ejemplo, el antillano tiene sus peores promedios desde su debut en la MLB en factores clave como la velocidad (89.1 millas) y el ángulo (3.7) de sus tiros, mientras que el 37.5% de sus conexiones caen en la categoría de golpes duros de más de 95 millas). también una carrera baja.

Por otro lado, la merma en su porcentaje de enlaces fijos (4,5) y barriles (3,4), es decir, tiros con una combinación ideal de velocidad y ángulo de lanzamiento, ha afectado a su rendimiento. Es en esos tramos que Randy también registró los peores números de sus cuatro campañas en las mayores.

Si bien Arozarena está haciendo más conexiones (su índice de ponches es más bajo que en las últimas dos temporadas), está claro que la calidad de esas conexiones está por debajo de sus estándares habituales. Un claro ejemplo es que el 58% de sus goles fueron rodados, la tasa más alta de su carrera y la quinta más alta entre cualquier jugador de Grandes Ligas en 2022, superado solo por Eric Hosmer (60.2), Cristian Pache (60) y Tommy Edman ( 58,7) y Thairo Estrada (58,4).

Otro factor a tener en cuenta es la hoja de ruta variable de los competidores frente a ella. Por ejemplo, esta temporada Randy ha visto un aumento en el uso de lanzamientos quebrados y su respuesta ha sido de 15 ponches y no la mejor. golpear .333 contra este tipo de lanzamientos.

Ante este escenario, es muy probable que Arozarena tenga que corregir algunos aspectos de su mecánica en el plato para revertir la situación, cosa que ya logró hacer la temporada pasada tras arrancar con algunos problemas y se le quitaron indicadores alejados de su nivel real. .

x