Peleas, celos y zancadillas entre Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa

El cruce fue cachas. Hubo insultos y adjetivos despectivos: “Inútiles”, “eternos pendejos” y en los contrapuntos hasta voló a un “pendejo”. Sergio Massa se quemó la incertidumbre del lunes contra el BCRA. Su equipo reflotó todo el enfado contra Miguel Pesce. El ministro llamó a su celular: estaba ilocalizable, adentro y sin señal. Regresaba de un agradable y prolongado fin de semana.

La posesiones explotó. Massa decidió emplazar a Agustín Torcassi. El apoderado caudillo del BCRA tartamudeó. Masa le dijo: “Te ordeno. Esa resolución está mal. Tienes que corregirlo”. Se trató de la medida del BCRA que puso en aviso la única medida que detuvo la corrida de divisas y permitió reparar las reservas disminuidas.

Torcassi vaciló. Recién al final del día apareció el titular del BCRA. Su teléfono estaba repleto de mensajes cuando le devolvió la señal. El diálogo con Massa fue tenso: los reproches iban y venían. Pesce argumentó que la medida fue consensuada: “No me jodan más”. Massa arremetió: “No me voy a arriesgar”. Y acusó: “Tengo la venta de soja más grande en 15 años y ustedes pretenden enlodar el campo”.

Ya era tarde en la incertidumbre. Al final, el BCRA cambió. Pero el episodio abrió múltiples especulaciones en círculo rojo y reflejó lo débil que está todo. El equipo crematístico rugió y Massa le pidió un documentación a Lisandro Cleri. En Economía dicen que “se escapó la tortuga”.

En Economía se reabrieron todas las dudas contra Pesce. Massa le pidió la capital a Alberto –en julio– y el Presidente se resistió. Ignacio de Mendiguren –esa noche- consultó a Massa: “Pesce lo hizo de idiota o de mala leche”. Masa respondió: “Son idiotas”.

El Vasco transmitió una duda que surgió de los propios empresarios. Infórmate si la Casa Rosada quiere poner una piedra pómez que lije la Massa inaugural. La sospecha es que se trataría de una operación, similar a la que intentó Alberto con Juan Manzur. El director de recibidor reanudó su hiperactividad.

See also  Yalitza Aparicio se convierte en una "princesa misericordiosa" con sus detractores

Cristina advirtió a Massa. El vicio acusa a Alberto de “delirar” y pensar que tiene posibilidades de reelección. Para eso, buscaría disolver la figura del Ministro de Economía. Bailan en la cubierta del Titanic.

Miguel Pesce, presidente del Banco Central.  La nueva trampa de los productores agropecuarios para comprar dólares tensó aún más su relación con Sergio Massa.  Foto Bloomberg


Miguel Pesce, presidente del Banco Central. La nueva trampa de los productores agropecuarios para comprar dólares tensó aún más su relación con Sergio Massa. Foto Bloomberg

Pesce acababa de ser ratificado por Alberto. El Presidente lo defendió con uñas y dientes de los ataques del vicepresidente y del propio Massa. Alberto reflexionó en Olivos: “Atacan a Pesce, pero van contra mí. Pesce es lo mejor para el BCRA”.

Cristina –sin embargo- proxenetismo a Pesce de “marmota” y “gilipollas”. Lo error por no acumular reservas por malgastar los dólares del superávit comercial 2021-2022. El presidente piensa diferente. Dice que Cristina propone “delirios” y que las reservas se licuaron por la crisis política -y el cardenal a la gobernabilidad- provocada por el vicepresidente, Mayor y Kicillof.

Alberto se refiere a la ataque que lanzó el trío al desplazar a Martín Guzmán: “Rompieron todo, eran elefantes en un bazar”. Cristina anima la tensión entre Alberto y Massa. Esta última semana le dijo al ministro que Alberto “está celoso” y que el BCRA fue deliberadamente oscurecer una medida aislada, pragmática y exitosa.

También, que a Alberto le preocupaba el buen vestíbulo que tenía Massa en Washington. Tanto ministro como presidente, -no cerca de duda- tenían posiciones antagónicas en los EE.UU. Massa se alineó con Washington y contó con el apoyo de la Casa Blanca. Alberto se dedicó a disparar contra EE.UU. y reivindicó a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Alberto -por su parte- desató el ataque a Mauricio Claver-Carone. Massa lo apoyó y tenía el compromiso -este jueves se aprobaba- de un préstamo específico del BID: US$700 millones para reservas. La suerte de Carone está echada: el directorio del BID aprobó este jueves por la incertidumbre su destitución por violaciones al código de ética de la institución. La investigación concluyente estuvo a cargo de la firma David Polk.

See also  Son todos los hijos de Andrés García y qué hacen

Hay un párrafo secreto que confirma que Carone tiene una relacion prohibida con Jessica Bedoya, jefa de recibidor del BID. El documento de 100 páginas dice que Bedoya ingresó sin cumplir con los requisitos y que Carone reforzó indebidamente su admisión. Ganaba tres veces más de lo establecido. El Tesoro estadounidense fue cardinal para su desplazamiento. Provisionalmente asumiría el cargo Reina Mejía Chacón.

Mauricio Claver-Carone, con los días contados en el BID.  Foto EFE


Mauricio Claver-Carone, con los días contados en el BID. Foto EFE

Argentina no tiene chances de nombrar al reemplazo de Carone: El propio Carone dice que la denuncia anónima en su contra provino del director argentino Guillermo Francos. Eso costal a Argentina de la carrera.

Massa no quiere hacer olas. Tampoco, entra en la pelea Alberto-Cristina. La Pimpinela de la política bajó la confrontación pública, pero las cosas van mal y entreambos desconfían; Alberto inhabilita en privado al vicepresidente y Cristina lo denuncia –entre sus gurkas- al presidente.

Massa evita el enfrentamiento y pone paños fríos. Este jueves -en la UIA- dijo que el episodio con Pesce se dio “porque Miguel estaba fuera del banco y su equipo despistó las cosas”.

Daniel Funes de Rioja arremetió contra las trampas del dólar y pidió el billete de Qatar: “Los dólares deberían ser para la producción”. Funes –y varios más– se comieron un sapo duro: admitir a De Mendiguren con pompa. “Isidorito” -como se le candela a Funes- boicoteó su ingreso a la dirección de la UIA.

La trifulca entre entreambos fue histórica y Paolo Rocca cayó en la voltereta. En ese momento De Mendiguren declaró: “Funes es un abogado que no distingue una tuerca de un tornillo”.

Masa reclamos de taller contraatacados: admitió los problemas, pero expuso las insólitas conclusiones de una auditoría aduanera. Hay empresas con autorizaciones para importar por siete primaveras y la Zona Franca de La Plata es un tamiz. El problema es la brecha cambiaria.

Matías Tombolini, secretario de Comercio, intervino en el conflicto por las estatuillas del Mundial: reunió a vendedores de quioscos y directores de Panini.  Recibió críticas internas.


Matías Tombolini, secretario de Comercio, intervino en el conflicto por las estatuillas del Mundial: reunió a vendedores de quioscos y directores de Panini. Recibió críticas internas.
See also  Bruselas destaca su "pleno apoyo" a la entrada de Rumanía y Bulgaria en el espacio Schengen

Clarín confirmado que Massa encomendó a un camarilla de funcionarios el diseño de medidas especiales y antiinflacionarias. En eso están trabajando Gabriel Rubinstein y Leo Madcur. Matías Tombolini solo recibió palos internos por el blooper con las figuritas.

Solo funciona para fines de octubre. Así lo admitió Massa: “Primero tenemos que salir de cuidados intensivos”. La cuestión está enrarecida por la lucha política.

El factótum macri

Cristina insiste en forzar el diálogo con Mauricio Macri. En los círculos de poder dicen que entreambos tienen un canal continuo y extenso. Ese “correveidile” lo alimentan José Torello y Adolfo Rodríguez Saá.

Mauricio Macri -el mismo- se puso de pie. Teme estar involucrado en intención del vicepresidente de inquirir esquema de impunidad. Macri tuvo una proposición confidencial de este tipo al inicio del gobierno de Alberto. En febrero-marzo de 2020 la rechazó rotundamente.

Cristina Kirchner insiste en forzar un diálogo con Mauricio Macri.  Él lo evita.


Cristina Kirchner insiste en forzar un diálogo con Mauricio Macri. Él lo evita.

En el Instituto Patria avanzan con una idea que ya tendría forma constitucional: Cristina exploración apoyo de la concurso para que todas las denuncias en su contra y -eventualmente- las de Macri tenían una decisión al estilo menemista, un per saltum, para que se vayan a descansar a la Corte Suprema. El plan del vicio -obviamente- es más amplio: eliminar las PASO y eventualmente brindar un mecanismo para preceder las elecciones. Se usaría solo en caso de que la posesiones no se estabilice para fin de año.

El ataque mató y golpeó el vicio. ella sabe que perdió poder para construir, pero tiene poco valioso: iniciativa política e intacta su capacidad de destrucción y daño.

mira todavía