Planificación y control superior – David Colmenares Páramo

Desde 2021, los miembros de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS) han comenzado a elaborar el Plan Estratégico de la ordenamiento para el período 2023-2028. Gracias a esto tendremos una tutela para ganar objetivos comunes en la región bajo un enfoque progresista y resiliente que nos permita alcanzar los objetivos de la ordenamiento.

La ASF, en su calidad de Presidencia del Grupo de Trabajo de Supervisión de la Gestión de Desastres en el Marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (GTFD), ha sido convocada como actor relevante para el diseño del plan decisivo. En este contexto, recientemente, nos hemos reunido con la comunidad OLACEFS para participar en diversas actividades con el propósito de avanzar en la articulación de la organización; En estas ocasiones hemos aportado lecciones y experiencias compartidas en el entorno del GTFD, que reflejan aprendizajes en relación a la prevención, respuesta y recuperación en situaciones de crisis.

El propósito de articular las visiones de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS) de América Latina y el Caribe para construir un punto de partida de lo que será la organización de nuestra alianza regional durante los próximos abriles nos permitirá constreñir el rumbo, y incluso contribuir a acorazar la presencia, encomienda y visión de la OLACEFS, que contará entre sus miembros con el próximo presidente de la INTOSAI, la Corte de Cuentas de la Unión de Brasil.

El plan decisivo aún está en construcción, sin secuestro, los miembros de OLACEFS sabemos que hay temas y compromisos que no podemos dejar de costado, como por ejemplo, acorazar la resiliencia de las EFS, propiciar las condiciones para mejorar la respuesta a emergencias, promover la uso de las TIC, acorazar la fiscalización del cumplimiento del rol de la Agenda 2030, entre otros.

See also  María Conchita Alonso se pica contra el reguetón

Las conocimiento que aprovechará la pandemia del Covid-19 en este control, ya que, adicionalmente del trabajo conjunto de las EFS para analizar las experiencias en esta situación de crisis, nos brindará insumos excepcionales que en planes anteriores no había sido posible visualizar. Definir las nuevas metas de OLACEFS nos permitirá seguir generando valencia, así como un impacto positivo en la sociedad.

En el caso de la ASF, ya existe un plan decisivo para 2018-2026, fruto de un amplio proceso de colaboración y observación por parte del equipo de la institución, que consta de 29 objetivos agrupados en cuatro perspectivas, susceptibles de mejoras posteriores. aún a posteriori de los posesiones de la pandemia que obligó a la creación de nuevos modelos que permitieran dar una respuesta oportuna a nuestra argumento de control.

Tal es el caso de las auditorías digitales, que si adecuadamente ya existía un plan, las deyección aceleraron su implementación con el apoyo de la Cámara de Diputados; En este sentido, el plan es una tutela que nos permite realizar acciones permanentes que mantienen su vigencia.

El plan decisivo es la saco sobre la cual se genera la planificación y programación de las auditorías, buscando la calidad en el trabajo, la eficiencia operativa y la vinculación interinstitucional.

La fusión del trabajo de la ASF y la INTOSAI nos permitirá acorazar el trabajo de control y desempolvar nuestro plan decisivo a las nuevas demandas post-Covid, no solo en materia de tecnologías de la información, sino incluso en un mejor entorno regulatorio, más oportuno en la detección de oportunidades para eliminar la corrupción, mejorar la rendición de cuentas en tiempos de catástrofes, donde la vigilancia oportuna cobra gran relevancia, adicionalmente de incorporar temas de gran relevancia como el cambio climático, así como acorazar los objetivos de explicación en los que se incluye este tema.

See also  "La televisión cambió, hoy todo es a la carta"

brunodavidpau@yahoo.com.mx