Reportero argentino corta transmisión en vivo tras enterarse de robo en casa

|

Este es el extraordinario momento en que un reportero de televisión tiene que interrumpir una transmisión en vivo, luego de enterarse de que su casa fue asaltada mientras estaba al aire.

Se suponía que el argentino Alejandro Pueblast le diría al presentador del estudio sobre su búsqueda de un perro llamado Lucho que había desaparecido en agosto.

Pero en cambio, los espectadores vieron al periodista angustiado diciéndole a su jefe de televisión que tenía que dejar caer el micrófono y volver corriendo a su casa porque entraron.

Alejandro, que trabaja para el canal de noticias Crónica HD e informa en vivo desde Florencia Varela, dijo: ‘Acaban de irrumpir en mi casa.

Rompieron una ventana. Lo siento, pero me tengo que ir. Tengo gente en mi casa. Lo rompieron.

El reportero argentino Alejandro Pueblas se estaba preparando para dar a los presentadores de estudio una actualización sobre su búsqueda de un perro desaparecido en agosto cuando recibió la noticia de que su casa en la provincia de Buenos Aires estaba siendo robada.

Cuando el presentador del estudio Esteban Trebucq preguntó si había algo que pudiera hacer para ayudar a Alejandro, gritó su dirección y suplicó: “Necesito que envíen un coche de policía allí de inmediato”.

Una vez más, disculpándose por no poder continuar con su informe, agregó: “Siento mucho lo del perro”.

Más de una hora después, la víctima del atraco accedió a levantar nuevamente su micrófono, esta vez fuera de su casa registrada en Los Hornos, en las afueras de La Plata, 30 millas al sureste, para demostrar los daños causados. causar intrusos.

Ella les dijo a los televidentes que solían escuchar sus relatos de primera mano de otras personas que fueron víctimas de los crímenes cotidianos que acosan a Argentina, y admitió que le habían quitado los ahorros de toda la vida a su cónyuge: “Siempre bromeaba diciendo que un día yo contaría mi propia historia. , pero nunca. Imaginé que me pasaría algo así.

‘Esto les pasa a tantos argentinos. Regresan a casa y ven que alguien les ha hecho esto.

Señalando dónde un intruso había roto una persiana y una ventana elevada y se había abierto paso a la fuerza, agregó conteniendo las lágrimas: ‘Esto sucedió en el centro de Los Hornos. Esta es mi casa. Llegué a casa y encontré esto.

‘Se ha perdido dinero, se ha quitado la televisión, se han quitado cosas a mi hija.

Parece que ha estallado una bomba en el dormitorio.

Presa del pánico, el reportero devolvió su micrófono a su equipo de cámara e instó a alguien a llamar a la policía para pedir ayuda.

Presa del pánico, el reportero devolvió su micrófono a su equipo de cámara e instó a alguien a llamar a la policía para pedir ayuda.

Afortunadamente, mi hija estaba fuera en ese momento y estaba con su madre.

‘Estando en el trabajo y aprendiendo en vivo por televisión que alguien ha entrado en tu casa, te sientes violado’.

Aún no se han realizado arrestos, pero se cree que la policía tiene imágenes de CCTV del hombre responsable.

Los compañeros de trabajo de Alejandro ahora están organizando una recaudación de fondos para que puedan ayudarlo a reemplazar algunos de los artículos robados.

En febrero, un reportero deportivo fue detenido a punta de pistola mientras se preparaba para salir al aire.

Pidiendo disculpas a la cámara, los pueblastas se volvieron y se dirigieron a casa.  Cuando llegó a su casa, descubrió que le habían quitado los ahorros de toda la vida a su pareja.

Pidiendo disculpas a la cámara, los pueblastas se dieron la vuelta y se dirigieron a sus casas. Cuando llegó a su casa, se encontró con que le habían quitado los ahorros de toda la vida a su pareja.

Diego Ordinola tiene una pistola en la cabeza por un hombre que le pide su teléfono celular frente al estadio de la Serie A del Barcelona ecuatoriano.

El camarógrafo, que estaba filmando la escena violenta, finalmente entregó su teléfono celular antes de que los asaltantes armados corrieran hacia una motocicleta que esperaba.

Diego, que trabaja para DirecTVSports, publicó una foto del incidente en su propio Twitter y dijo: ‘Ni siquiera podemos trabajar pacíficamente’.

El atraco se produjo en el exterior, a plena luz del día, frente al Estadio Monumental de Barcelona en la ciudad portuaria de Guayaquil.

Leave a Comment